Wall Street rebota cerca del 1% tras el lunes negro por la escalada de la guerra comercial

Los índices de Wall Street han rebotado este martes. Nasdaq ha subido un 1,14%, Dow Jones un 0,82% y S&P 500 un 0,81% tras vivir el lunes su segunda peor jornada del año, con caídas superiores al 2% para el Dow Jones y el S&P 500 y superiores al 3% en el caso del Nasdaq. China sacudió los mercados tras anunciar aranceles del 25% sobre 60.000 millones de dólares en exportaciones estadounidenses. Además, se especula que el gigante asiático pueda dejar de comprar deuda soberana a Estados Unidos (es el mayor tenedor extranjero de bonos del Tesoro).

Volviendo a la guerra comercial, Citi destaca en su último informe que sus economistas en China son “cautelosamente optimistas de que un acuerdo acabe siendo firmado”. Pero ojo, añade que “la ventana temporal para que la tensión no siga escalando se está cerrando rápido”.

De cara a las consecuencias sobre la renta variable, el banco de inversiones estadounidense cree que “puede afectarles en el corto plazo, pero el mercado ya ha descontado buena parte de todo esto“.

Por su parte, Donald Trump sigue a lo suyo y ha afirmado este martes que “estamos en mucha mejor posición ahora para renegociar”. Además, ha señalado que todavía cree que un acuerdo es posible y que aún no ha tomado una decisión sobre imponer aranceles al resto de exportaciones chinas por valor de 325.000 millones de dólares.

EMPRESAS Y ECONOMÍA

A nivel empresarial, las acciones de las compañías del Dow Jones que más han sufrido estos días por su exposición a China se han recuperado y tanto Caterpillar como Boeing y Apple, han subido más de un 1,5%. En el Nasdaq, Uber, también ha subido este martes con ganas (un 7,7%) tras perder en sus dos primeros días como cotizada un 18%.

En la actualidad económica, el índice de optimismo empresarial NFIB ha repuntado en abril hasta 103,5 desde 101,9, por encima del 102,3 previsto. Además, el índice semanal Redbook de ventas minoristas ha subido un 1,3%, hasta el 5,4% interanual.

MORGAN STANLEY ANTICIPA UN RANGO LATERAL

Para Morgan Stanley, tanto la acción de los precios como la perspectiva fundamental apoyan su previsión de que el S&P 500 realizará una “consolidación multianual” de las subidas de los últimos años entre 2.400 y 3.000 puntos. Esto implica que el índice puede revisitar los mínimos de 2018 que marcó a finales de diciembre en 2.346 puntos y caer un 25% desde su récord de 2.954 enteros.

“La escalada de la guerra comercial es un catalizador para una devaluación de las bolsas, pero no el único”, argumenta el banco estadounidense, uno de los que menos entusiasmo ha mostrado por el rally de Wall Street en lo que va de año. “Una valoración de 3.000 puntos para el S&P500 supone más riesgo, no menos“, afirman sus expertos.

En su opinión, los 3.000 puntos del S&P no se justifican debido a que el consenso maneja previsiones de beneficios demasiado optimistas. Sobre todo porque la economía se está desacelerando, los costes empresariales aumentan y las empresas están creando apalancamientos operativos negativos, debido a la burbuja de inventarios e inversiones. “Somos escépticos sobre la aceleración de los beneficios“, afirman, “y sólo estaríamos más interesados en el S&P por debajo de 2.700 puntos“, añaden.

En otros mercados, el petróleo West Texas ha subido un 1%, hasta 61,67 dólares, mientras continúan las tensiones en el Golfo Pérsico entre Irán y Arabia Saudí. Además, el euro se ha depreciado un 0,12%, hasta 1,1208 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años se ha relajado hasta el 2,41%, la del bono a 2 años hasta el 2,2% y la del bono a 3 meses ha caído hasta el 2,4%.

Fuente: Reuters


Source: Economia