Presidente de la Fed advierte sobre posibles desafíos en 2019

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que la economía de Estados Unidos es fuerte, pero podría enfrentar dificultades el próximo año mientras los encargados de política evalúan hasta dónde y qué tan rápido aumentan las tasas de interés.

“Tenemos que estar pensando en cuánto más subiremos las tasas y el ritmo al que subiremos las tasas”, dijo Powell el miércoles durante una sesión de preguntas y respuestas en Dallas, moderada por el titular de la Fed de Dallas, Robert Kaplan. El objetivo es “ampliar la recuperación, la expansión y mantener el desempleo bajo, mantener la inflación baja”.

Aunque en general se muestra optimista sobre las perspectivas económicas de EE.UU., Powell enumeró posibles desafíos como la desaceleración de la demanda en el extranjero, el debilitamiento del estímulo fiscal y el efecto rezagado en la economía de los ocho aumentos de tasa de la Fed desde fines de 2015. “Sin embargo, estamos conscientes de estas cosas. Sabemos que cuando estamos haciendo políticas, pensamos en ellas y tenemos una idea de lo que podrían ser”, sostuvo.

Los comentarios del presidente ponen de manifiesto la creciente complejidad a la que se enfrenta la Reserva Federal mientras establece políticas y mantiene el rumbo para subir las tasas de interés por cuarta vez este año en diciembre. Los aumentos de las tasas del banco central están comenzando a sentirse en algunos segmentos de la economía, como la vivienda, y las condiciones financieras se están endureciendo. Pero el mercado laboral sigue al rojo vivo y la inflación está en el objetivo del 2 por ciento de la Fed.

“En nuestra opinión, Powell trató de parecer neutral, algo que los mercados podrían percibir como moderado”, dijo Sonia Meskin, economista de Standard Chartered Bank. “Optó por tratar de calmar a los mercados, al menos desde el lado de la Reserva Federal”.

Los bonos del Tesoro no registraron cambios antes de la sesión de negociación europea, y los rendimientos sugieren que Powell no alteró las expectativas de los inversores. Los rendimientos a diez años se encontraban en 3,12 por ciento a las 6:15 a.m. en Londres.

En el tercer trimestre, la economía estadounidense se expandió a una tasa del 3,5 por ciento anual, gracias al fuerte gasto de los consumidores, que a su vez se vio impulsado por la tasa de desempleo más baja desde 1969. “Creo que nuestra economía puede crecer y crecer más rápido”, dijo Powell.

Los funcionarios de los bancos centrales de EE.UU. siguen una política de gradualismo, pero las tasas más altas han atraído la ira del presidente Donald Trump.

“Estamos absolutamente comprometidos a servir al público de una manera no partidista, profesional, de una manera que comunique lo que estamos haciendo y por qué lo hacemos, con la mayor claridad posible”, dijo Powell.

El presidente de la Fed restó importancia a la reciente turbulencia en el mercado de valores. Si bien el mes pasado los precios de las acciones estadounidenses sufrieron su mayor caída desde 2011, Powell dijo que los desplazamientos de los precios de las acciones fueron solo uno de los muchos factores que la Fed tiene en cuenta.

El presidente de la Fed señaló que los encargados están “observando muy atentamente” la forma en que los mercados financieros, la economía y los contactos comerciales están respondiendo al aumento de las tasas.

“Una de las cosas claves que ha hecho es tratar de alejarse de las proyecciones y la orientación a futuro”, dijo Michael Hanson, jefe de estrategias macro de EE.UU. en TD Securities USA. “Está intentando ser ágil a medida que llegan las cifras”.

Fuente: Yahoofinazas.com

 


Source: Economia