Peligra la posición del dólar en tanto moneda de financiamiento global

Analistas advierten: la guerra comercial y la política proteccionista del “Estados Unidos Primero” llevadas a cabo por el presidente estadounidense Donald Trump podrían estar contribuyendo a acelerar el final del reinado del dólar como moneda de reserva mundial.

Después de fijar aranceles mundiales sobre el acero y el aluminio y de amenazar con más impuestos sobre productos extranjeros procedentes de China, la Unión Europea y otra serie de aliados y rivales de Estados Unidos, el presidente está presionando a los gobiernos extranjeros para que reconsideren su tenencia en dólares y fondos del tesoro estadounidense.

“Aunque en la mayoría de operaciones seguirá utilizándose el dólar, es posible que los actores de la economía global empiecen a buscar alternativas como el euro o el renminibi [chino]”, eso dijo Karl Schamotta, director de estrategia Forex y de productos estructurados en Cambridge Global Payments, ubicada en Toronto.

El dólar supone un gran riesgo para algunos países

El dólar siempre ha representado un riesgo para ciertos países. En 2009, el banco central de China pidió un movimiento a nivel global para alejarse del dólar estadounidense tras las turbulencias del mercado causadas por la crisis financiera global inducida por los Estados Unidos. El Banco Popular de China renovó esa petición en 2013 tras el cierre del gobierno de Estados Unidos, cuando los representantes republicanos de la Cámara se negaron a aumentar el techo de deuda nacional, lo que provocó una reducción de la calificación de crédito de la nación norteamericana.

Es más, tener el dólar como moneda financiera principal se traduce en que todas las naciones que hacen negocios con otras deben usar dólares en lugar de sus propias monedas cuando compren productos como el petróleo. Estas naciones no tienen ningún control sobre el valor de la moneda, que a veces ha sido volátil.

“Hay una desconexión que se incrementa a medida que los Estados Unidos tienen menor dominio económico en el mundo”, eso dijo John Hardy, director de estrategia Forex en el Saxo Bank de Copenhagen.

Sin embargo, Omer Esiner, jefe de análisis de mercados de Commonwealth FX en Washington, dice que ya hemos vivido esta historia y que de momento no ha cambiado casi nada.

“Hay algo que decir sobre un horizonte a muy corto plazo… todo puede pasar”, dijo. “Pero, en última instancia, se trata generalmente de lo que los inversores globales ven como los mercados financieros más líquidos, profundos y fiables del mundo, y ese sigue siendo el de Estados Unidos”.

El ascenso de China

Lo que puede haber cambiado es que la aparición de China en la escena mundial proporciona una alternativa. El renminbi, o yuan, se sumó en 2016 a la lista de monedas de reserva y recientemente China introdujo un mercado para comprar crudo en renminbis en lugar de en dólares.

Actualmente, menos del 5 % de gestores de reservas mantienen sus reservas con la divisa china, pero eso puede cambiar rápidamente, dice Douglas Borthwick, director de gestión en Chapdelaine Foreign Exchange, situada en Nueva York.

“Lo cierto es que China ahora es el primer o segundo mercado de exportaciones en casi todos los países del mundo”, dijo. “Así que los Estados Unidos han perdido su predominio como socio comercial principal de todo el mundo y China ha acelerado su ritmo”.

La iniciativa china One Belt, One Road (Un cinturón, una carretera) ha ayudado a crear alianzas con países asiáticos pero también con países africanos y parte de Europa. Los dirigentes de los bancos centrales de África han estado discutiendo recientemente la posibilidad de adoptar el yuan como divisa de reservas.

El estricto control de Pekín sobre los flujos de capital y la falta de transparencia política ha evitado que el renminbi sea adoptado por más países, pero esa tendencia está cambiando. El año pasado el Banco Central Europeo convirtió 500 millones de euros de sus reservas en dólares a la moneda china y otros bancos han dicho estar considerando la posibilidad de añadir más reservas de renminbis en 2018.

Pekín también ha reducido sus tenencias en dólares y sus compras de bonos del tesoro estadounidense en los últimos años, al igual que el Banco de Japón. Desde 2013, la propiedad extranjera de la deuda pública de Estados Unidos ha caído desde un 50 % a un 43 % en los títulos públicos negociables que cotizan en bolsa, y la participación del dólar en las reservas monetarias globales ha caído recientemente a su mínimo en cuatro años.

Es algo más que el dólar

Borthwick también ha dicho que a medida que Estados Unidos intensifique las sanciones sobre Rusia, Irán, Venezuela y otros países que son actores importantes en el mercado del petróleo, esos países tendrán más incentivos para alejarse del dólar.

La conducta reciente de Estados Unidos ha “armado” el dólar, dijo Hardy del Saxo Bank, y las últimas acciones de Trump han acelerado los esfuerzos de alejar a las economías del mundo del mismo.

Más que irse simplemente del dólar, no obstante, Schamotta de Cambridge dice que las corporaciones multinacionales están empezando a pensar en excluir a Estados Unidos de su cadena de suministro debido a que las políticas arancelarias de Trump van directamente en contra de la creciente interconexión de los negocios globales. A las empresas podría costarles más hacer negocios en los Estados Unidos que salir del país y evitarlo.

El movimiento de Harley Davidson para hacer más negocios en Tailandia y la Unión Europea en detrimento de los Estados Unidos podría ser visto como un ejemplo reciente.

“Ya estamos viendo suceder esto en una serie de sectores en los que se están encareciendo los costos de fabricación en Estados Unidos porque se está importando el producto intermedio de algún lugar en el que es posible aplicar aranceles”, dijo. “Así que en esto hay muchas consecuencias no deseadas”.

Fuente: YahooFinanzas.com


Source: Economia