Los salarios chinos ahora son mejores que en Brasil, Argentina y México

Después de una década de crecimiento vertiginoso, el salario promedio en el sector manufacturero en China se ha disparado por encima de países como Brasil y México, al tiempo que se acerca a los niveles de naciones europeas como Grecia y Portugal.

Según datos de Euromonitor International, ahora mismo los ingresos por hora en el gigante asiático superan a los de los más sólidos países de América Latina, con la excepción de Chile, y se encuentran alrededor del 70% del nivel de los países más débiles de la eurozona.

Las cifras indican que el progreso en China ha propiciado una mejora del nivel de vida de sus 1.400 millones de personas; de ahí que algunos analistas sostengan que el aumento de la productividad pudiera hacer que los salarios en el sector manufacturero se eleven por encima de lo que tradicionalmente se considera para países de ingresos medios.

Estos datos también ponen de relieve los problemas que enfrenta América Latina, donde los salarios se han estancado y a veces hasta han caído en términos reales.

“Es notable lo bien que China lo ha hecho, en comparación con todos los demás países”, asegura al diario Financial Times Charles Robertson, economista jefe mundial de Renaissance Capital, un banco de inversión centrado en los mercados emergentes. “Está convergiendo con Occidente, algo que tantos otros mercados emergentes no han hecho”.

Comparativa con Latinoamérica

Según Euromonitor, el salario promedio por hora en el sector manufacturero chino se triplicó entre 2005 y 2016 para situarse en 3,60 dólares por hora, mientras que en el mismo período cayó de 2,90 dólares por hora a 2,70 dólares en Brasil; de 2,20 a 2,10 dólares en México; y de 4,30 a 3,60 dólares en Sudáfrica.

Las pagas en el país de la Gran Muralla también superaron a las de Argentina, Colombia y Tailandia durante el mismo período, ya que el país se integró mucho más a la economía mundial tras su ingreso en la Organización Mundial del Comercio, en 2001.

“Hemos visto un crecimiento salarial bastante explosivo en China desde el período de adhesión a la OMC”, apunta al FT Alex Wolf, economista senior de mercados emergentes de Standard Life Investments.

Euromonitor recopiló sus datos a partir de la información proporcionada por la Organización Internacional del Trabajo, Eurostat, y los organismos nacionales de estadística, convirtiéndolos posteriormente en términos de dólares y ajustándolos a la inflación.

Sin embargo, estos datos no tienen en cuenta los diferentes costos de la vida.

El aumento de los ingresos manufactureros chinos contrasta con el descenso en otros países, como Argentina y Brasil. Incluso en la India, que ha experimentado un rápido crecimiento económico, los salarios de la manufactura han caído desde 2007 a sólo 0,70 dólares la hora.

Mejora generalizada

Los trabajadores de la industria manufacturera en China se encuentran entre los mejor pagados en un país donde la distribución de salarios se está volviendo cada vez más desigual.

Sin embargo, los niveles de ingresos están aumentando en toda la economía. El salario promedio en todos los sectores se incrementa de $1,50 en 2005 a $3,30 el año pasado. Ese nivel es superior al salario medio de Brasil, México, Colombia, Tailandia y Filipinas.

Para Oru Mohiuddin, analista de estrategia de Euromonitor, los niveles de productividad de los trabajadores chinos han subido incluso más rápido que sus propios salarios.

“Hay que poner [la inflación salarial] en su contexto”, dijo. “Los fabricantes seguirán beneficiándose de estar instalados en China”.

Es probable que el tamaño del mercado interno de China ayude a los trabajadores manufactureros del país, a pesar del aumento de los costos laborales. “En un rango de sectores, China representará el 20% del mercado en 2020, similar a América del Norte y Europa occidental”, dijo Mohiuddin.

El especialista agregó que, dado que esa cuota de mercado estaba muy por delante del 4,8% de la India y del 3,3% de Brasil, “tiene sentido que los fabricantes estén basados ??en China”.

Pero no debe descartarse que el envejecimiento de la población en China y la reducción que se prevé en la población en edad de trabajar, podrían provocar una mayor presión salarial en los próximos años.

Fuente: Reuters


Source: Economia