La curva de tipos en EEUU deshace su inversión y da un respiro a la Fed

Respiro para la Fed y para las bolsas mundiales. La inversión de la curva de tipos en Estados Unidos, entre los rendimientos de los bonos a 10 años y 3 meses, se ha deshecho. La rentabilidad del bono a 10 años ha repuntado hasta el 2,5%, mientras el rendimiento del bono a 3 meses se ha moderado hasta el 2,39%.

Esta inversión, que no se producía desde 2007, antes de la Gran Recesión, ha hecho saltar las alarmas en Wall Street, porque ha anticipado las últimas siete recesiones. Sin embargo, los analistas no se ponen de acuerdo en si ahora indica una recesión o un frenazo económico más fuerte de lo estimado por el mercado.

En este escenario, el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, ha precisado que para que este fenómeno comience a preocuparle, la inversión debería durar algunos trimestres, no solo unos días, y eso todavía no ha ocurrido. Así que por el momento los inversores respiran aliviados tras el susto inicial.

Según el sondeo realizado por CNBC entre 27 expertos americanos, el 96% no anticipa una recesión hasta al menos el verano de 2020, mientras el 70% se declara optimista sobre la evolución económica. Además, el 30% mantiene una visión neutral, y ninguno de los encuestados es pesimista.

Jerome Powell, presidente de la Fed, dejó muy claro que el banco central “puede permitirse ser paciente” debido a la ausencia de presiones inflacionistas sobre la economía. De hecho, algunos expertos consideran que la Fed ha realizado unabajada de tipos ‘encubierta’ al cambiar rápidamente el enfoque sobre la reducción de su balance y comunicar al mercado que finalizará el proceso en septiembre.

“Un menor endurecimiento monetaria a través de la reducción del balance implica una política monetaria más acomodaticia, pero la Fed no ha sido proclive a anunciarlo de esta manera”, señala David Page, economista de AXA Investment Managers. En su opinion, finalizar el programa para reducir el balance “aumenta la presión” del mercado para una futura bajada de tipos. Y aunque la Fed por el momento no lo anticipa en sus previsiones, los futuros sobre los fondos federales descuentan en un 60% que habrá al menos un recorte de tipos antes de final de año.

Desde Oxford Economics, consideran que el rápido cambio de mensaje de la Fed, al anticipar también que no subirá tipos en 2019, contribuirá a impulsar el crecimiento del PIB estadounidense en 0,2 puntos durante 2020, lo cual será una ayuda positiva para la economía americana. En la misma línea, Ed Yardeni, presidente de Yardeni Research, destaca que “no vemos un gran riesgo de recesión, sobre todo desde que la Fed ha anticipado que será paciente”.

Así, EEUU va camino de superar el ciclo económico expansivo más largo de su historia, ya que actualmente lleva creciendo de manera ininterrumpida desde junio de 2009. Sin embargo, la inversión de la curva que se produjo hace unos días no ha dejado indiferente a los expertos.

Oxford Economics se pregunta si el mercado de bonos sabe algo más que la Fed, ya que incluso es “más pesimista” que el organismo y anticipa la mencionada previsión de un recorte de tipos, “lo que ha invertido la curva”. Aunque su conclusión es que “ni la Fed ni los inversores del mercado de bonos tienen información” única.

Simplemente la Fed “ha visto mayores riesgos a la baja para las perspectivas”, mientras que el mercado de bonos “es demasiado pesimista”. Sin embargo, concluyen, “los datos económicos finalmente decidirán quién está en lo cierto“.

Fuente: Bolsamania.com


Source: Economia