El Dow Jones se mantiene en zona de máximos pese al lastre de los bancos

Compras moderadas en Wall Street tras los resultados de tres grandes bancos estadounidenses como JP Morgan Chase, Citigroup y Wells Fargo y una batería de indicadores económicos. El Dow Jones sube un 0,2% y se mantiene en zona de máximos históricos, mientras el Nasdaq y el S&P 500 suben un 0,3%.

Las acciones de JP Morgan Chase caen cerca del 2% y son el principal lastre para el Dow Jones después de que la entidad haya publicado sus resultados trimestrales. Los títulos de Citigroupcaen un 1% tras sus cuentas y los de Wells Fargo ceden un 2%.
Sobre los resultados de los grandes bancos, los analistas no manejaban unas previsiones demasiado positivas para el segundo trimestre, debido a que anticipaban una caída importante en los ingresos por operaciones de trading durante el periodo.

Por el contrario, la cadena de supermercados Wal-Mart sube casi un 3% y lidera los avances en el Dow, seguida del gigante tecnológico Apple, que se revaloriza un 1,5%. Además, Microsoft y General Electric suben más del 1%.

Junto a estas importantes referencias empresariales, se han publicado datos económicos relevantes, como el IPC, las ventas minoristas, la producción industrial del mes de junio. En lo que respecta a la inflación, los precios se mantuvieron planos en EEUU el pasado mes y la inflación interanual ha descendido hasta el 1,6%. El consenso esperaba un ligero repunte del 0,1%.

La inflación subyacente, excluyendo alimentos y energía, ha subido un 0,1%, por debajo del 0,2% previsto, y se sitúa en tasa interanual en el 1,7%. Este indicador es utilizado por la Fed para medir la evolución de los precios y contrastarlo con su objetivo de inflación del 2%.

Por su parte, las ventas minoristas del mes pasado han bajado un 0,2%, ligeramente por encima de la previsión de subida del 0,1% manejada por el mercado. Excluyendo la partida más volátil de automóviles, las ventas descendieron un 0,2%, frente a la previsión de subida del 0,2%.

Los analistas de Berenberg afirman que los datos de inflación y de ventas minoristas motivarán que la Fed no se plantee una nueva subida de tipos de interés hasta el mes de diciembre “como pronto”. En su opinión, el banco central de EEUU no aumentará el precio del dinero a corto plazo y añaden que la baja inflación “aumenta el poder de compra de los consumidores, lo cual es positivo para la economía”.

Desde Barclays, mantienen su previsión de que la Fed comience a reducir el tamaño de su balance en septiembre, pero añaden que si la inflación sigue la senda descendente de los últimos meses, su previsión de una subida de tipos en diciembre puede variar.

En positivo, la producción industrial de junio ha subido un 0,4%, por encima del 0,3% pronosticado. Sin embargo, los datos de confianza del consumidor elaborados por la Universidad de Michigan y correspondientes al mes de julio, se han situado por debajo de la previsión de 95,0, al caer hasta 93,1 desde 95,1.

Respecto a los comentarios de Janet Yellen de los últimos días sobre el proceso de normalización monetaria en EEUU, que se desarrollará de manera suave y gradual, según confirmó la presidenta de la Fed en su comparencia de dos días ante el Congreso, los analistas de Bank of America comentan que “la renuencia de la Fed a realizar un ajuste duro y agresivo de las condiciones financieras perjudica al dólar y es tácticamente positiva para otros activos como las materias primas y los materiales básicos”.

La presidenta de la entidad central señaló que la Fed “continúa esperando que la evolución de la economía justifique el aumento gradual de la tasa de fondos federales a largo plazo“. Yellen reiteró que el precio del dinero seguirá subiendo, pero que lo hará de forma menos pronunciada que en otros procesos de normalización monetaria.

Sobre la reducción del balance de la Fed, que ha crecido hasta 4,5 billones de dólares por las medidas monetarias aplicadas para combatir la crisis financiera, Yellen dijo que “comenzará este año” de forma gradual y que su tamaño se reducirá de forma notable, pero no hasta el nivel anterior a la crisis.

Por último, el crudo West Texas sube un 1%, hasta 46,60 dólares. En el mercado de divisas, el eurosube un 0,16%, hasta 1,1416 dólares, mientras la onza de oro sube un 1%, hasta 1.229 dólares. En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono americano a 10 años cae hasta el 2,31%.

Fuente: Bolsamania.com


Source: Economia