El CUC, claves de una singular moneda a punto de desaparecer en Cuba

Este asunto nos ha tomado demasiado tiempo y no puede dilatarse más su solución”, dijo el presidente Raúl Castro el 21 de diciembre de 2017. Se refería a la necesidad inmediata de unificar las dos monedas que tiene Cuba: el CUC y el CUP.

Ambas circulan juntas hace un cuarto de siglo: el histórico peso cubano (CUP), y el peso convertible (CUC), equivalente al dólar, que usan los turistas y con la que se manejan las operaciones internacionales del país. El CUP, en tanto, ha permanecido devaluado.

Como parte de sus reformas para organizar y hacer crecer la economía, Cuba dejará circulando sólo el CUP. A continuación algunas claves para entender esta medida:

El “período especial”

Tras la caída del bloque soviético a inicio de los años 90, Cuba perdió apoyo económico y se sumió en una profunda crisis. El comercio cayó un 75%. El país se paralizó y el gobierno, único empleador, continuó pagando salarios a casi 5 millones de trabajadores que no producían. Esto se conoció como el “período especial”.

Como medida de urgencia, el 26 de julio de 1993, el entonces presidente Fidel Castro autorizó que los emigrados enviaran remesas en dólares a sus familiares, y aceptó inversiones extranjeras. Permitió también la libre circulación del dólar, cuya tenencia estaba penalizada.

Nace el CUC

Pagar salarios sin producción ni importaciones generó un exceso de liquidez que debilitó al CUP, sumado al ingreso de divisas. Ante ello, el gobierno emitió una moneda fuerte equivalente al dólar. A fines de 1994 nace el Peso Cubano Convertible (CUC).

Como parte del embargo norteamericano vigente desde 1962, Cuba no podía hacer transacciones internacionales utilizando el dólar. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), comenzó a perseguir y sancionar a bancos y entidades que aceptaban dólares físicos (papel) de Cuba.

Fuente: AFP

 


Source: Economia