EEUU cree que el Mundial 2026 en América del Norte tendría beneficios récord

Y Carlos Cordeiro, presidente de la Federación Estadounidense de Fútbol (USSF), anunció este martes que un Mundial 2026 coorganizado por Estados Unidos, México y Canadá generaría beneficios récord.

La sede del Mundial-2026 se dará a conocer el 13 de junio en Moscú, antes del inicio de Rusia-2018. La candidatura norteamericana opta a la competición junto con Marruecos.

En un discurso en la Asociación de la Prensa Deportiva Internacional en Bruselas, Cordeiro estableció el montante de beneficios para la FIFA en 11.000 millones de dólares (9.250 millones de euros).

Puedo anunciar hoy, en estrecha colaboración con la FIFA, que la cifra de negocios de la Copa del Mundo 2026 en América del Norte será de 14.000 millones, de los que 11.000 millones serán beneficios para la FIFA”, declaró Cordeiro.

“En otras palabras, sería la Copa del Mundo más rentable de la historia”, subrayó.

El número de entradas vendidas se elevaría a los 5,8 millones para unos ingresos de 2.500 millones de dólares, detalló Cordeiro.

Según el presidente de la USSF, los ingresos por los palcos VIP estarían entre los 1.000 y los 1.150 millones, los contratos de patrocinio serían de 3.600 millones y los derechos de retransmisión de televisión ascenderían a los 5.000 millones, precisó.

Cordeiro pidió en su discurso a los miembros de la FIFA que a la hora de votar dejen a un lado el aspecto político y se queden con el lado económico de la candidatura norteamericana.

“Pedimos no ser juzgados por la política del momento, sí por los méritos de nuestra candidatura”, dijo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostró a finales de abril su apoyo a la candidatura norteamericana al Mundial-2026 y advirtió de que habrá repercusiones políticas para quienes voten en contra, por lo que hizo un flaco favor al proyecto.

“Estados Unidos ha presentado una candidatura FUERTE con Canadá y México para la Copa del Mundo de 2026”, publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

“Sería una pena que países a los que siempre hemos apoyado hagan lobby contra la candidatura estadounidense. ¿Por qué deberíamos apoyar a esos países cuando ellos no nos apoyan a nosotros (incluyendo en las Naciones Unidas)?”, añadió.

La propuesta de Estados Unidos, México y Canadá es vista como la gran favorita para albergar el torneo gracias a sus infraestructuras ya construidas, pero siempre ha existido preocupación porque los comentarios de Trump en materias como la inmigración, que podrían dañar la candidatura.

Fuente: Reuters

 


Source: Economia