Desplome de Coca-Cola añade presión a apuesta por café de su CEO

Aumenta la presión para que el máximo ejecutivo de Coca-Cola, James Quincey, demuestre que su apuesta por el café fue acertada.

Esto se debe a que las nubes de tormenta se oscurecen en otras áreas de negocios del gigante de las bebidas, en particular los refrescos. Las acciones de la empresa registraron su peor caída desde octubre de 2008 al conocerse un pronóstico de ganancias poco alentador que asustó a los inversionistas.

En un contexto de disminución del consumo de refrescos y menor lealtad a las marcas de parte de los consumidores, Coca-Cola enfrenta una fuerte competencia de su rival PepsiCo y otras compañías del sector. Un entorno macroeconómico exigente, que incluye una opinión menos favorable de los consumidores, también nubla el horizonte.

Eso significa que los inversionistas están muy atentos a la estrategia de Quincey en el segmento del café. La compañía cerró la compra de la cadena de café británica Costa en US$5.100 millones el mes pasado, antes de lo previsto, pero los inversionistas tendrán que esperar un poco más para obtener más información, como la forma en que la empresa operará los miles de locales de la cadena, al tiempo que las compañías se encuentran en lo que Quincey denominó una “fase de transición”.

“Todavía no es momento” de verbalizar una estrategia, afirmó Quincey en una entrevista. “Tenemos que sentarnos y ver realmente cuál es el negocio subyacente y hacerlo coincidir con nuestro plan”.

Quincey, máximo ejecutivo de Coca-Cola desde 2017, asumirá la presidencia después de la reunión anual de la compañía en abril en reemplazo de Muhtar Kent, quien se jubilará. La firma además nombró el año pasado director de operaciones al veterano Brian Smith, dándole a Quincey más libertad para alejarse de las operaciones diarias y tener una visión más amplia de los negocios de la empresa.

Mayores precios

Coca-Cola logró revitalizar su importante marca Diet Coke en 2018 al registrar un crecimiento en Norteamérica tras años de caídas. Sin embargo, la compañía enfrentó críticas de parte de consumidores luego de elevar los precios de las bebidas el año pasado para paliar un aumento de costos.

Si bien la empresa ha tenido éxito con los refrescos sin calorías, el panorama de las bebidas es cada vez más competitivo. Pepsi incrementó la inversión en publicidad, mientras que el agua con gas, el café embotellado y otras bebidas han inundado el mercado y generado interés de los consumidores.

Fuente: Reuters


Source: Economia